Feliz Navidad/Feliz Falsedad

niña bengala.jpg

 

Para mi, la Navidad siempre ha significado reuniones en familia y con amigos, tiempo para dedicar a los que quieres y disfrutar con ellos, pero desde muy pequeña aprendí que otras Navidades son posibles.

No era raro tener que cambiar los horarios de cenas y/o comidas, ya que mi padre tenía que trabajar, pero todos queríamos que también se sintiera y fuera parte de la fiesta. Disfrutaba con la emoción y el movimiento que se producía en las cocinas de casa de mis abuelas, ajena a los nervios y preocupaciones de los adultos, para que todo saliera bien. Jugaba con mi hermano y mis primos, descubriendo vinilos de otro tiempo en un pequeño tocadiscos portátil, o jugando en la casa de abajo que daba miedo cuando se hacía de noche.

Tiempo después, a mi también me tocó trabajar en estas fiestas y mi familia volvió a practicar el juego de ajustes de horarios al que está tan acostumbrada. Descubrí que existían las Navidades sin familias, algunas de ellas tristes y solitarias, aunque otras de ellas estaban llenas de espíritu navideño y eran disfrutadas sin que la soledad significara nada. Conocí Navidades en las que la enfermedad luchaba por arrancarnos la sonrisa, y en las que la nostalgia por las personas que ya no están, hacía que se nos escapara alguna lagrimilla. Viviré Navidades en las que la familia esté separada y en las que añore los tiempos en los que era niña. Construiré Navidades llenas de magia y cariño, para todos los que tengo a mi alrededor. En ninguna de ellas dejaré de recordar a los que no están,  que hay personas que están trabajando y velando por todos, también recordaré a todas las personas que las viven en soledad y desprotegidos, aquí o en un campo de refugiados, y a la vez disfrutaré de seguir viviéndolas en compañía de mi familia y amigos. Esas personas que te acompañan durante todo el año, y otras a las que solo puedes ver en algunos momentos pero es como si siempre estuvieran a tu lado, las personas que te quieren, te apoya, y te enseñan nuevas realidades.

Sea como sea tu situación en este momento, aquí os dejo mi felicitación “bipolar”: FELIZ NAVIDAD o FELIZ FALSEDAD

 

Feliz Falsedad de Sociedad Alcohólica

 

 

¡Mamá salgo en TeVeo Mamicenter!

El verano pasado tuve la suerte de que Marisa Moya (Escuela Infantil Gran Vía), me propusiera formar parte de un nuevo proyecto llamado Mamicenter. En realidad el proyecto no era nuevo del todo, se trata de una evolución necesaria del grupo de Facebook “El médico de mi hijo”, Jesús Martínez y Javier Macías son los responsables de que esto haya sido posible. En este proyecto he encontrado a un gran número de profesionales de diversas disciplinas, cuyo centro de interés es la infancia. Entre todos formamos un equipo cuyo objetivo es aclarar dudas y acompañar a las familias en la crianza. Además de la plataforma online ( https://mamicenter.com ) en la que cualquiera puede registrarse de forma gratuita, leer los consejos del blog y preguntar dudas, se ha dado un paso más con los TeVeo Mamicenter semanales. Ahora cada semana podéis ver a los profesionales hablar sobre un tema de interés, de manera que se puede profundizar y explicar mejor que en un artículo del blog y podéis hacer preguntas en directo. Otro punto muy interesante es que se pueden ver y/o escuchar el podcast después, ya que quedan grabados.

Y ¿ por qué explicó todo esto? Jejejeje, pues…… ¡porque he tenido la suerte y el honor de participar en el segundo TeVeo Mamicenter, hablando de alimentación!

Para mí ha sido la primera vez que participaba en algo así, ya me veréis lo nerviosa que estaba. Y estoy encantada con la experiencia, muy muy enriquecedora. Un placer compartir pantalla con Natalia Moragues (gran dietista y nutricionista) y por los pediatras Jesús Martínez y Javier Macías. Además de aprender mucho de ellos, se han portado fenomenal conmigo haciéndome sentir su confianza. Por no hablar de todo el apoyo recibido por todos los profesionales que colaboran con Mamicenter.

Así que ya sabéis, no os perdáis cada semana nos TeVeo Mamicenter, ya que se tratarán temas muy interesantes y diversos.

No me enrollo más ¿queréis vernos o escucharnos?

 

 

Abusos a menores

Después de meses de abandono, decido retomar el blog. Andaba pensando elegir un tema y prepararlo, pero la realidad te pega bofetadas en la cara que en este caso voy a aprovechar a transformarla en entrada.

Este fin de semana he visto algunos capítulos de la segunda temporada de Los Fosters, si a veces veo series de adolescentes….

No sigas leyendo si quieres ver la serie, ya que a continuación voy a dar información sobre cosas que ocurren.

En dicha serie se describen dos situaciones mas o menos paralelas que les ocurren a dos de sus protagonistas, un chico y una chica menores de edad. La chica mantiene relaciones sexuales con un chico mayor de edad, cuyos padres son los que la acogen en su casa. En este caso, se ve claramente que dicho chico seduce y se aprovecha de las niñas que son acogidas por sus padres. Pero en la serie van más allá, otro de los personajes, esta vez un chico de 16 años mantiene relaciones sexuales con la pareja de su padre, mientras está borracho después de haber bebido unas cervezas. Claramente se observa cómo el chico se siente culpable y responsable por la situación. Pero cuando este hecho se revela a sus padres, éstos no dudan en poner nombre a lo que ha ocurrido y denunciar a la mujer adulta que se ha aprovechado de la situación. Se puede ver la diferencia con el caso anterior, al ser un chico parece menos claro que pueda ser una víctima de la situación.

En los dos casos se denuncia lo ocurrido y a policía detiene a los agresores.

Para mi fue inevitable comparar esta serie con otras que tenemos o hemos tenido en España, del tipo “Física y Química” o recientemente “Yo quisiera”. En estas series se normalizan e idealizan las relaciones entre menores y personas adultas. Por no hablar de otro tipo de conductas como pueden ser el consumo de drogas, etc..

En un primer momento pensé: “Uf, que exagerados y moralistas son los americanos”. Y después me recriminé haber pensado esto.

En la sociedad machista en la que vivimos, cuando hay agresiones sexuales se cargan las culpas en las víctimas. Con las mujeres es muy fácil: “mira como viste”, “es que es una calienta…”, “no vayas por una parque a oscuras”, etc… Pero ¿qué ocurre con los menores sean niños o niñas?

¿Se puede considerar normal que niñas de 15 años sean novias de hombres de 20, 30, 40 años? ¿Es de igual a igual la relación entre un niño de 15 años y una mujer de 20, 30, 40 años?

Pues hoy, la vida así sin quererlo me ha dado la respuesta. Niña de 16 años hospitalizada después de un intento de suicidio.

Os dejo el enlace al vídeo “Querido papá” por si no lo habéis visto: